Roger Cortez

GRABACIONES FILTRADAS MUESTRAN QUE LA MISERIA HUMANA SE MANTIENE COMO LA GRAN CONSTANTE DE LOS ACTORES DEL ESCENARIO POLITICO

El audio filtrado, presuntamente por un seguidor del dirigente del Comité Cívico Potosinista (COMCIPO), Pumari, y que se adelanta en horas a las revelaciones que amenazó hacer el expresidente del Comité Cívico de Santa Cruz, Camacho, dejan constancia de que los cálculos, exacciones y chantajes de los flamantes aspirantes a conducir políticamente al país, reproducen con precisión los métodos y "cultura" de sus antecesores. En la grabación, el excívico cruceño encara al potosino, descartando acceder a las demandas que hizo éste de dinero y puestos en la actual Aduana, como el resarcimiento por aceptar el segundo lugar en la fórmula "renovadora" que se proponían presentar en las nuevas elecciones de 2020. No se le escapaba a quien se adelantó a postularse públicamente a postularse como cabeza de fórmula que, dada la diferencia de enfoques, orígenes y tradiciones que lo separan del vicepresidenciable, un eventual gobierno dirigido por ellos, caería pronto en contradicciones insubsanables. De allí que su anuncio de ventilar públicamente sus discusiones hacían inevitable que, con audio o sin el, pudiese desligarse de lo que sería un peso demasiado grande. Así, cuando alude a los principios y conductas reformadas lo único tangible, a falta de proyecto para el país, su propia supremacía en un nuevo binomio. Si en los 14 años anteriores, volvió a probarse que en Bolivia, igual que en cualquier otro lado, ni las ideologíasd, credos, grado de instrucción inmunizan contra la corrupción,el diálogo grabado y ampliamente difundido, enseña que la juventud, por si misma, tampoco remedia esa predisposición. Una mirada positiva sobre la miserable escena que se ha descubierto, en la ya siempre infame escena de las prácticas políticas de los representantes políticos, es que esta experiencia podría tener el beneficioso efecto de que después de la extensa experiencia caudillista que hemos vivido , se empiece a asumir que el depositar esperanzas y proyectos en tales individuos y grupos, será siempre prólogo de frustraciones y amargos descubrimientos. Que, entonces, la confianza ha de concentrarse en nuestras propias fuerzas y capacidades, a nuestra capacidad de resistir las adversidades y a inventar y generar el futuro.

Publicado en Facebook, domingo 8 de diciembre 2019