Dirigente del transporte pesado nacional e internacional, Pedro Quispe, pidió al Gobierno rescatar a choferes bolivianos atrapados en Perú ante amenazas de saqueos.

0
418

El pasado 7 de diciembre, el presidente electo Pedro Castillo decidió cerrar el Congreso Nacional y luego fugó del palacio presidencial. En ese ínterin, los legisladores decidieron destituir al primer mandatario y luego se ordenó su aprehensión.

El arresto de Castillo desató que varios sectores afines salgan a las calles y bloqueen las carreteras hasta encontrar una salida a la crisis.

El dirigente del transporte pesado nacional e internacional, Pedro Quispe, pidió al Gobierno realizar gestiones para rescatar a los conductores bolivianos varados en las carreteras de Perú ante el clima hostil que amenaza con saqueos y robo de unidades.

El presidente de la Cámara de Transporte Pesado La Paz, Ramiro Sullcani, agregó en la sede de Gobierno que los choferes bolivianos llevan ya más de tres días de retraso en la entrega de sus cargas y que además temen robos a sus contenedores.

“Hay cargas que tienen plazos (para entregarlas) y por eso estamos preocupados; incluso los minerales corren riesgo de ser robados, ésa es la preocupación. Cuando hay este tipo de conflictos, la gente que está bloqueando ataca a los camiones”, alertó Sullcani. Los choferes, que tampoco tienen acceso a alimentos, deben estar vigilantes ante eventuales excesos de los marchistas.

Ayer se confirmó desde Perú, que las carreteras a Desaguadero, Puno, Juliaca, Ilave, Curi, Arequipa, Nazca, Ica, Pisco, Matarani e Ilo están bloqueadas.

Ante ello, la directora de Asuntos Consulares, Isabel Ortuño, confirmó que hacen gestiones ante los peruanos para que dejen pasar a los transportistas nacionales. “Estamos a la espera de respuestas de Perú para que los dejen pasar, el problema es que no hay funcionarios” en las oficinas pertinentes.